Protocolos

Seguridad en los quirófanos

¿Cómo garantizamos la seguridad de los quirófanos?

Para aplicar las siguientes medidas, debe tenerse en cuenta el escenario específico del hospital, la epidemiología del área y riesgo del paciente y del procedimiento.

Reducción de las consultas presenciales mediante la potenciación de las consultas no presenciales

O con agendas mixtas, siempre que sea posible.

La inclusión de expertos en COVID-19 en la comisión quirúrgica:

Esta comisión comprobará, aparte de sus funciones habituales, la idoneidad de la indicación en cada caso, la verificación del estatus COVID-19 y la disponibilidad de recursos materiales y humanos.

La identificación, en la medida de las posibilidades de cada centro, de un circuito independiente para cirugía programada en un entorno libre de COVID-19:

Estos circuitos se irán adaptando según las características de los hospitales y los escenarios específicos en los que se encuentran. De esta forma, se evita la infección entre pacientes, de pacientes a profesionales y de profesionales a pacientes.

Dentro de esos circuitos No-COVID-19:

La reorganización de la actividad de profesionales para la atención perioperatoria de la Cirugía programada por un equipo que mantiene de forma estricta las normas de seguridad para evitar contagios.

La vigilancia activa y separación del circuito de cirugía

Para su aislamiento de aquellos pacientes que desarrollen síntomas o signos compatibles con COVID-19.

Descarga Infografía